En el mundo interior del capital/ The Interior World of the by Peter Sloterdijk

By Peter Sloterdijk

Fresh. send all over the world

Show description

Read Online or Download En el mundo interior del capital/ The Interior World of the Capital (Spanish Edition) PDF

Similar no-ficcion books

¿Cómo conquistar el corazón de Dios? (Spanish Edition)

Algo especial hizo task para conquistar el corazón de Dios a tal punto que el Señor le dijo al enemigo: ¿Te has puesto a pensar en mi siervo task? No hay en los angeles tierra nadie como él; es un hombre recto e intachable, que me honra y vive apartado del mal? (Job 1:8). Dios tiene emociones. Siente dolor, pero también siente placer, y a nosotros se nos ha dado el privilegio de poder tocar su corazón.

Sobre El Problema de La Empatia (Spanish Edition)

En 1905 Edmund Husserl introdujo en su pensamiento el concepto de empatía. Entendía por tal l. a. experiencia de l. a. conciencia ajena y de sus vivencias, a diferencia de l. a. experiencia que los angeles propia conciencia hace de sí misma. Sin embargo, el primer estudio fenomenológico extenso sobre este tema es l. a. tesis doctoral de su discípula Edith Stein.

Additional resources for En el mundo interior del capital/ The Interior World of the Capital (Spanish Edition)

Example text

Los antiguos estaban tan impresionados por la contraposición entre forma y mortalidad que tenían que separar un mundo superior sin muerte de un abismo afectado por ella. Así fueron impregnándose crecientemente de una imagen dualista del todo: lo que sucede bajo la luna siempre permanecerá señalado por el malogro y la descomposición; aquí dominan, efectivamente, los movimientos lineales, finitos, fatigables, en los que la Antigüedad no consigue percibir corrección alguna. as formas indestructibles y las rotaciones del éter eterno, por el contrario, moran en los espacios sobre la luna.

En el caso de Julio Verne, el viajero universal renuncia a su profesión documentalista y se convierte en mero pasajero. Se presenta como cliente de servicios de transporte, que paga para que su viaje n o se convierta en experiencia alguna, de la que hubiera que informar después. La vuelta al inundo es para él un esfuerzo deportivo y no una lección filosófica, ya ni siquiera parte de un programa educativo. Por eso puede Phileas Fogg permanecer callado como un deportista. En lo que concernía al aspecto tecnológico de la vuelta al mundo en ochenta días, Julio Verne no era un visionario en el horizonte del año 1874: 57 teniendo en cuenta los medios de transporte más importantes, ferrocarril y vapor de hélice, los motores principales de la «revolución» del transporte en el siglo XIX medio y tardío, el viaje de su héroe correspondía exactamente al estado de entonces del arte de llevar a ingleses apáticos de A hasta B y vuelta.

Londres-Suez por Mont-Cenis y Brindisi, en tren y vapor, 7 días; Suez-Bombay, vapor, 13 días; Bombay-Calcuta, tren, 3 días; Calcuta-Hong Kong (China), vapor, 13 días; H o n g Kong-Yokohama (Japón), vapor, 6 días; Yokohama-San Francisco, vapor, 22 días; San Francisco-Nueva York, ferrocarril, 7 días; Nueva York-Londres, vapor y ferrocarril, 9 días. Total: 80 días. -¡Efectivamente, sólo ochenta días! - e x c l a m ó Andrew Stuart-, pero también hay que contar con el mal tiempo, los vientos en contra, un posible naufragio, descarrilamientos...

Download PDF sample

Rated 4.04 of 5 – based on 50 votes